Inicio / Historial de Publicaciones / Publicación


¡YO TAMBIÉN QUIERO HACER EL PINO!

Publicado el Miércoles 20 de Junio de 2018

Cada vez escucho más entre clientes de T-Center, amistades o redes sociales, el querer lograr este objetivo.

Para entender de donde viene esta habilidad que aparece en varias disciplinas, como la Gimnasia Deportiva, la Calistenia, el Breakdance, etc. lo voy a intentar explicar desde el punto de vista que probablemente sea su forma más antigua, el Yoga:

Adho Mukha Vrksasana: es su denominación en Sanscrito y que literalmente significa "Postura del árbol Cabeza Abajo", aunque es comúnmente conocida la Postura del Pino o Handstand (del inglés, que literalmente significa Parada de Manos). Es una de las poses más avanzadas y difíciles de dominar, ya que es necesario tener mucha paciencia y constancia para conseguirla.

Y diréis... "vale, todo esto está muy bien, pero ¿por qué hacer el Pino?". De acuerdo, aparentemente es un habilidad que es muy vistosa, pero dejando de lado el ego y la presunción de conseguir dominar esta pose, su práctica habitual nos reporta un gran número de beneficios a nuestro cuerpo:

- Se fortalecen muñecas, brazos, hombros y la parte superior de la espalda.
- Se estira el abdomen.
- Mejora nuestro sentido del equilibrio.
- La circulación sanguínea se mejora en todo el cuerpo.
- Calma el cerebro y ayuda a aliviar el estrés y la depresión leve.

Tras esta pequeña introducción, vamos a entrar en materia, en primer lugar quiero señalar que yo no considero que domine esta pose como me gustaría (aun me queda mucho camino por delante) y puede que alguien que tenga más control sobre el Handstand, no esté de acuerdo con algunos de los puntos que señalaré, pero mi intención es que sirva como base de iniciación, para ayudaros a corregir algunos de los errores que yo cometía en mis inicios, para conseguir ejecutar esta pose.

Como decía, son varias disciplinas en las que aparece esta postura y cada una de ellas tendrá métodos diferentes para conseguirla, pero hay ciertas claves comunes a todas ellas:

- La colocación de las manos: vamos empezar por la base, lo que nos une con la superficie sobre la que lo practiquemos. Las manos deben estar separadas aproximadamente a la anchura de nuestro hombros y los dedos estarán separados entre sí y retraídos hacia las palmas flexionando la segunda falange. De esta forma conseguimos tres puntos de presión, un punto de equilibrio situado en lo metacarpianos (la zona verde de la imagen) y dos puntos para hacer correcciones (como se puede ver en el vídeo, estoy continuamente reequilibrando desde las manos), las yemas de los dedos y la palma de la mano (las zonas rojas de la imagen).


- En cuanto a los brazos la mecánica es bastante simple, las muñecas se flexionan a 90┬║ y los codos bloqueados.

- Los hombros: son la clave y a la vez es el elemento más difícil para conseguir el Handstand. De abajo hacia arriba, los hombros deben estar alineados con las muñecas, codos, cadera y tobillos. Llegar a esta alineación no es fácil, requiere tiempo y trabajo para ganar el rango articular necesario que nos permita hacer una línea recta desde las muñecas a los tobillos.

- La cadera: Este fue uno de los puntos donde más errores cometí, ya que empecé realizando una anteversión de cadera, luego cambié a una retroversión de la cadera, pero realmente la cadera debería estar en una posición neutra, en lo que realmente debemos centrarnos es en llevar el ombligo hacia la columna vertebral, para eliminar la lordosis (la curvatura de la espalda en la zona lumbar) y que la espalda quede totalmente recta.

- Las piernas son otro de los de los elementos que no tienen mucha ciencia en el Handstand, deben estar juntas, con las rodillas bloqueadas y con los pies en flexión plantar (es decir, con los dedos apuntando al cielo). Es importante mantenerlas bien activadas y dirigiendo la fuerza hacia arriba.



Como podéis ver en la imagen, a mi aun me queda terminar de conseguir la alineación de los hombros correcta, pero esto es lo interesante, si fuera fácil no tendría tanto valor y como se suele decir... "lo importante es el viaje, no el destino".

A modo de mini-guía, una evolución lógica para adquirir las habilidades necesarias para realizarlo, se podrían seguir estos pasos:

1.- En primer lugar es aprender la técnica y las alineaciones adecuadas, aunque se pueden consultar multitud de tutoriales por internet, lo mejor es que un entrenador que sepa del tema te asesore y ayude en las etapas iniciales.
2.- Una vez nos ponemos en faena, lo ideal sería empezar apoyando los pies en una pared. Este debería ser el primer paso para adquirir fuerza y flexibilidad en muñecas y brazos, además de acostumbrarnos a estar cabeza abajo.
3.- Poco a poco ir tanteando el equilibrio despegando los pies de la pared una vez hayamos adquirido la fuerza suficiente para mantenernos solo sobre las manos.
4.- Ya sin usar pared, pero con alguien que nos ayude a alinearnos correctamente.
5.- Una vez que consigamos mantenernos por nosotros mismo, ya solo en cuestión de practica y tiempo el lograr aguantar en la posición el mayor tiempo posible.

En resumen, llegar a dominar esta postura está al alcance de todos, pero no quiero engañaros, es algo que requiere de mucho esfuerzo, dedicación y paciencia. Además de ayuda, sobre todo al principio, ya que normalmente en posiciones invertidas, nuestra percepción sobre nuestra posición es mucho menos clara que en posiciones desde los pies y es muy importante que desde el inicio, nos ayude a adoptar la posición correcta para no adquirir patrones erróneos, que luego son muy difíciles de cambiar.

Además, lo interesante de meterte en el reto de conseguirlo, es que no es algo monótono, ya que mientras estas en el proceso de aprendizaje, puedes experimentar con multitud de variantes, con piernas abiertas, a una pierna, con piernas encogidas... y cuando llegues a dominarlo... no hay problema, puedes progresar a intentarlo con una sola mano ;)

Espero que os haya gustado el artículo y si finalmente decidís adentraros en conseguir este reto o estáis ya iniciándoos en él, os sirva de ayuda para empezar y no cometer alguno de los errores más típicos. Os esperamos en T-Center, donde os ayudaremos a conseguir este y cualquier reto al que queráis enfrentaros.



  Pedro Castaño Vaquero
  Instructor de TacFit, Clubbells, FlowFit y Clubbell Yoga.