Kettlebells

Kettlebells

Pesas Rusas

Los entrenamientos con pesas rusas aumentan la fuerza, resistencia, agilidad y equilibrio, desafiando tanto la fuerza muscular como el sistema cardiovascular. Autores como el entrenador Pavel Tsatsouline o el campeón del mundo y titular del récord mundial Valery Fedorenko, afirman que su uso tiene efectos beneficiosos tanto en la fuerza, como en la flexibilidad.

Su estructura está formada por una bola de acero fundido con un mango ubicado en la parte superior, de modo que el peso no está distribuido uniformemente y es lo que provoca la necesidad de producir contrapeso, para balancear y estabilizar durante su uso o entrenamiento.


Origen de las Kettlebells

La primera mención a este término puede tratar de 1704, donde se podría encontrar en el diccionario ruso para el nombre de «Girya», cuya traducción en inglés es Kettlebell. El entrenamiento de Kettlebell fue popularizado allá por 1800 por el físico ruso Vladislav Kraevsky, quien es considerado el padre fundador del entrenamiento olímpico con pesas: abrió una de las primeras instalaciones de entrenamiento de pesas de Rusia, donde tanto kettlebells como las barras formaban la parte central de la rutina de entreno del centro. Las Kettlebbells son una opción dentro del entrenamiento de pesas, tal como ocurre con las mancuernas, pero que debido a su forma de construcción, permiten realizar otro tipo de estímulos diferentes. En este sentido, nos brindan la posibilidad de realizar movimientos funcionales, ya que para su manejo es preciso activar diversos grupos musculares (activación del «core»…) para contrarrestar el desequilibrio que produce su manejo.

Son una excelente forma de incluir circuitos metabólicos en nuestra rutina, a fin de conseguir incrementar el gasto de calorías y la quema de grasas (kettlebell swing), potenciar aspectos de nuestro rendimiento (resistencia, fuerza de agarre, etc), añadir nuevos ejercicios, como movimientos olímpicos (kettlebell snatch, press…), o para sustituir los ejercicios convencionales realizados con barras (peso muerto, press banca…) añadiendo nuevas características.

Permiten entrenar tanto ejercicios de fuerza convencionales (Presses, Remos, etc.), como ejercicios balísticos (Swings, Péndulos, etc.) y en múltiples planos del espacio (sagital, transversal y frontal). En definitiva, una clase que no te dejará indiferente y te animamos a que la pruebe.