¿Por qué entrenar con Kettlebell?

Miércoles 12 de Septiembre de 2018

Desde un enfoque funcional voy a analizar los beneficios del uso de la Kettlebell como herramienta específica para el desarrollo de la fuerza como capacidad física en la que se fundamentan el resto de las capacidades físicas. El cuerpo es un conjunto de estructuras móviles que son capaces de generar movimiento o resistirlo, pero para que sea lo más eficiente posible es necesario desarrollar el control de ese movimiento.

Las circunstancias están condicionando la calidad de vida de las personas. El ritmo de vida sedentario, y el hecho de que no necesitamos realizar actividad física para conseguir sobrevivir, conllevan un empeoramiento de esta calidad de vida. Por ello el uso de una herramienta que permite el desarrollo de la fuerza en los tres planos es tan positiva.

El particular diseño de la Kettlebell la convierte en una herramienta con caracteristicas únicas. Es una bola de hierro con un asa unida al cuerpo mediante unos cuernos. Tiene una base plana que permite apoyarla en el suelo de manera estable.

Existen dos tipos de Kettlebell, Cast Iron y Pro-Grade o de competición. Es precisamente el hecho de que las Kettlebell Cast Iron al ser macizas se van haciendo más grandes según aumenta su peso y de que el centro de masas de este tipo, es variable en función del volumen de su cuerpo y la distancia con su asa, lo que supone una desventaja en el Girevoy Sport.

En Girevoy Sport, el gesto técnico debe variar lo menos posible aún con la variación de la carga, para que el patrón de movimiento no se vea alterado en la relación inercial entre los centros de masas de la pesa y el cuerpo, de ahí que todas tengan el mismo tamaño.

Sin embargo esta desventaja competitiva, es una ventaja a la hora de trabajar con las Cast Iron, ya que permite someter a nuestro Sistema Nervioso Central y al córtex motor a un reto continuo que permita la mejora del control motor necesario para la correcta activación muscular.

Su cuerpo cada vez más grande a medida que aumenta el peso, obligan a mantener el cuerpo en reto constante en la mejora del control motor. Del mismo modo que el centro de masas se aleja del asa y del punto de apoyo de la Kettlebell en la Posición de Rack, el grosor del agarre se hace mayor, lo que supone una ventaja a la hora de mejorar la fuerza de agarre.

Las características básicas son las que la convierten en lo que es. La principal diferencia de esta herramienta con el resto de herramientas de entrenamiento de la fuerza es que su centro de masas es externo y excéntrico al agarre de la mano. Este hecho condiciona todos los aspectos técnicos y neurofisiológicos del entrenamiento con Kettlebell. Si entendemos esto, comprenderemos porqué es tan especial este elemento para entrenar.

El centro de masas es el lugar donde se considera que se condensa la masa de un sistema, lo que significa que para un sólido, podríamos sustituir toda la masa de dicho sólido con un punto con una masa igual a la del sólido. Por lo que en cuerpos sólidos homogéneos como el de la Kettlebell, con una forma simétrica, el centro de masas se encuentra en el centro geométrico. Este punto se convierte pues en el punto de aplicación de fuerzas y a la vez punto de equilibrio.El centro de masas de una Kettlebell puede estar entre los 15 y 20 cm del asa. Esto obliga a que en los movimientos balísticos (swing por ejemplo) los centros de masas del cuerpo humano, así como el de la Kettlebell, se muevan de manera coordinada y controlada para mantener el equilibrio.

Por todo esto la gran ventaja de entrenar con Kettlebells se resume en estos aspectos:

  • Centro de masas excéntrico al agarre: modificando y amplificando el input propioceptivo e incrementando el brazo de palanca. La dirección de la carga se modifica en fución de la posición de la kettlebell en relación a la base de apoyo si esta existe o el brazo de palanca en los movimientos inerciales balísticos.
  • Todo esto produce la Activación del Core: que cumple una función esencial, la de aportar estabilidad al núcleo del cuerpo y transmitir las fuerzas desde el suelo y entre segmentos. La kettlebell produce una inestabilidad a nivel central que demanda la constante activación del core y sus músculos accesorios de una manera integral en todos los movimientos como ninguna otra herramienta puede hacerlo.
  • Nos permiten trabajar en los tres planos de movimiento: transitando entre ellos y combinando diferentes opciones de trabajo en cada uno de ellos.
  • Permite el trabajo en fuerza máxima, así como en movimientos balísiticos: esta dualidad ofrece la posibilidad de trabajar con un enfoque multidisciplinar hacia un desarrollo global de la capacidad física.

  • En los movimientos balísticos inerciales como por ejemplo el swing, se produce una especial incidencia en la cadena posterior, esta juega un papel esencial en el desarrollo de la potencia para impulsar la kettlebell en el movimiento de balanceo. Cuando la kettlebell busca distancia hacia atrás, carga de energía potencial la cadena posterior que se elonga para resistir el desplazamiento excéntrico de la kettlebell. En el momento en que la kettlebell frena la energía acumulada cambia y la explosión de la musculatura posterior dispara la kettlebell en un movimiento ascendente acelerándola hacia arriba. Por todo esto, recomiendo sin duda el entrenamiento con kettlebells.

    Ana Fuentes Marín

    Personal Trainer en T-Center