Mitos Y Leyendas en el Entrenamiento

Jueves 11 de Octubre de 2018

En el post de esta semana, os hablaré de grandes bulos que ruedan de gimnasio en gimnasio y de boca en boca, hasta haber alcanzado un punto de "FALSA VERDAD". Cuando realmente tengas una pregunta, una duda, o no estés seguro de algo referente al entrenamiento y la actividad física, haz lo mismo que cuando dudas sobre si tienes gripe, acude al médico, o en este caso al profesional del entrenamiento.

"7 MESES DE CARGA Y 3 MESES DE DEFINICION” + “PARA DEFINIR, TENEMOS QUE HACER CARDIO"

Empiezo fuerte, con dos Mitos de los de toda la vida. Además hablare de ellos en conjunto ya que tienen cosas en común.

Llevo taaaaaaantos años observando a personas en los gimnasios con el mismo objetivo todos los años…”de septiembre a marzo ganancia de peso, y de abril a junio definición”. El resumen suele ser: en esos primeros meses comen calorías muy por encima de las que necesitan (puedo compartirlo en un periodo de carga), incluso sin cuidar demasiado el contenido, dando igual la parte estética que luego tanto ansiaran. Suben de peso, obviamente, pero auténticas barbaridades, a base sobre todo claro de arroz blanco y carne (eso sería tema para otro post). Y de repente llega abril…y empiezan los nervios…hay que perder grasa. Comienza la bajada a base de cuidar la comida en cuanto a contenido y bajar mucho más la cantidad. Pero no es suficiente!!! ¿¿¿Qué hacen??? ¡¡¡CARDIO!!! Y entonces se suben a las cintas, elípticas, etc., dos, tres, hasta cinco veces por semana. Vale perdón, ya paro de hablar de forma irónica.


Señores (y digo señores porque la mayoría en este objetivo suelen ser hombres), de este modo lo único que conseguís es:

En esa primera fase descuidáis bastante tanto las calorías como el contenido, pensando que luego en tres meses se hará el cambio por muy bien que lo hagáis. Nuestro cuerpo de ese modo, acumula muchas sustancias de residuo en la capa que tenemos entre piel y músculo, que luego no se ira ni en tres, ni en 6 meses. A parte, vuestro sistema digestivo también sufre cambios, trabaja en exceso, cosa que tampoco ayudará en vuestra ansiada fase de definición.

El problema llega cuando en la segunda fase, empezamos a perder peso, repito, peso. Porque perderéis grasa y también músculo. Abusareis por lo general del cardio para esa bajada en 3 meses (sino en menos). Y de repente te encuentras, sin tu definición ideal, y por debajo del volumen que querías.

¿Se puede conseguir esa definición sin trabajo cardiovascular? ROTUNDAMENTE SI.

Pero no con ese método. Debemos trabajar en ello todo el año, ser constantes en nuestra alimentación e ir aproximándonos al objetivo poco a poco. Aumentando y mejorando ese tono muscular y bajando nuestro porcentaje graso.

Para muestra un botón. Yo en particular no hago trabajo de cardio como tal (correr, bici, elíptica…) en ningún momento del año. Os voy a dejar una foto del día 28 de septiembre (el mes pasado), menos de un mes después de mis vacaciones (donde no cuido tanto mi alimentación obviamente). Lo que ocurre es que cuando tu alimentación es buena todo el año, es UN HÁBITO, al cuerpo no le costará alcanzar rápidamente buenos resultados en cuanto a definición se refiere.

¿Es fácil conseguirlo? La respuesta es Sí, si sabes cómo. Y en T-Center lo sabemos. La planificación es importante, la alimentación es importante, cada sesión de entrenamiento es importante, el hábito y la constancia son importantes, tu compromiso es importante, tus ganas de lograrlo son importantes, TU ENTRENAMIENTO PERSONALIZADO ES CLAVE.


"MÁS ENTRENAMIENTO, MEJORES RESULTADOS"

A este mito a mí me gustaría responderle con esta frase: “More is not better, better is better”. Porque más entrenamiento no es siempre mejor, sino que siempre dependerá de la calidad de este y diferentes variables. El sobre-entrenamiento puede ser igual de peligroso que la falta de este. Aumentar el volumen de nuestro entrenamiento semanal, sin acompañarlo por ejemplo de un descanso y alimentación adecuados, pueden producir un aumento considerable de nuestra hormona del estrés, el cortisol, provocando estragos a corto y medio plazo en nuestro organismo.

Dos ejemplos:

  • Una persona que busca una pérdida de grasa, con un nivel de cortisol elevado, no sólo detendrá el proceso de perdida de esta, sino que puede incluso revertir el proceso y comenzar a aumentar su porcentaje graso.
  • Nadadores profesionales de la Universidad de Stanford, tras realizar un estudio, demostraron que aumentando las horas de descanso de 7 a 10 horas al día, incrementaron la velocidad o el ritmo de brazada considerablemente.

  • "NO PAIN, NO GAIN" O "SIN DOLOR NO HAY ÉXITO"

    Aquí voy a ser muy claro. Si algún profesional del entrenamiento/salud predica con este ejemplo, para mí ya ha dejado de ser ese profesional. Está claro que el que algo quiere, algo le cuesta, que cambiar hábitos requiere un esfuerzo, y que nadie nos va a regalar nada que no consigamos por nosotros mismos. Pero de ahí, a pensar que todo vale, que se puede entrenar con dolor para conseguir el resultado, NO.

    El cuerpo es la máquina más compleja que se conoce. A nivel neuro-motor aún nos queda muchísimo por descubrir sobre él. Pero a su vez es muy simple a la hora de percibir estímulos externos. Toda la información que recibe la clasifica en dos apartados:

    1. Estímulo positivo, Me gusta, tengo buenas sensaciones: en este caso tu cuerpo te permitirá seguir avanzando, progresar, alcanzar un mejor rango, una mejor marca, bajar peso de forma saludable, etc. Se adaptará, mejorará, y te pedirá más.

    2. Estímulo negativo, No me gusta, Peligro, malas sensaciones: de este modo, tu cuerpo creará inhibiciones, restricciones al movimiento, tensión o contracturas a modo de protegerse de ese peligro. Detendrá su progresión ya que su primer objetivo antes de nada siempre es sobrevivir, y en este caso protegerse de una lesión o de que una molestia vaya a mayores.

    "LA SOLUCIÓN ES EL REPOSO"

    Ya he hablado sobre este tema en algunos de mis post en redes sociales. Y me parece de suma importancia volverlo a nombrar aquí. Gracias a dios el mundo de la salud, del ejercicio y de la medicina avanza, y siempre o casi siempre para mejor. Gracias a dios, ya no escuchamos tanto al médico decir esa palabra…Reposo. No digo que no existan casos donde sea necesario, pero me atrevo a decir con total confianza que son MUY POCOS casos los que la solución de alguna molestia, lesión, dolor, etc., sea el reposo. El cuerpo se recupera, mejora a través del movimiento. Incluso en los casos más conocidos y comunes como son los problemas de espalda, hernias, etc., donde las personas afectadas buscan sentarse o tumbarse como solución para aliviar su molestia, se ha demostrado que NO LES HACE NADA BIEN hacerlo (Stuart McGill: “El mecánico de la espalda”).

    Mi consejo es, que siempre que estéis en algún periodo de dolor, molestia, lesión o post-lesión, acudáis no solo a vuestro médico, que obviamente también, sino a algún profesional de la actividad física.

    Samuel Torres

    Co-Director de T-Center