Y tú, ¿Sabes lo que es el CORE?

Miércoles 17 de Octubre de 2018

Cuando escuchamos esta palabra a cada uno nos viene una referencia distinta, y es que parece que nadie sabe con exactitud a qué se refiere o qué musculatura engloba.
Muchos creen que el CORE es esa "tableta de chocolate" que todo el mundo quiere lucir en verano, pero nada más lejos de la realidad, es muchísimo más que eso, y hasta podría afirmar que una ¨tableta de chocolate¨ marcada no es igual a salud.

Si intentamos delimitar que musculatura engloba esta denominación, la lista cada vez es más extensa.
Podemos empezar por los que a todas las personas les suelen interesar más, los abdominales, pero éstos no sólo están formados por el Recto del abdomen (cuadraditos) sino que está compuesto también por Oblicuos externos e internos y por el Transverso del abdomen, en orden de menos a más profundo.
La función de esta musculatura es la flexión del tronco, la rotación y la flexión lateral, pero entonces, ¿Es ese la mejor forma de ejercitarlos? Pues seguramente no, y eso demuestran cada vez más estudios y tratamientos contra el dolor de espalda.

Y , ¿entonces? Lo que ocurre es que aunque tenga esa función a nivel de movimiento , realmente su función principal es la de generar una pared de sostén de las vísceras internas y dar estabilidad a la columna vertebral, por lo que volviendo a su movimiento sobre la columna podríamos decir que, más que una flexión de columna, realizan la antiextensión de ella, en vez de rotación, una antirotación y una antiflexión lateral, en el caso del movimiento en el plano frontal. ¡Tranquilos! Esto no quiere decir que me voy a hacer daño por flexionar una vez mi columna, pero sí que este tipo de movimientos repetitivos pueden producir un desgaste elevado de los discos intervertebrales y aumentar la probabilidad de lesión.

Junto a los abdominales existe musculatura que cierra esa zona media del cuerpo a nivel posterior, como son los Multífidos y el grupo de erectores de la columna, además de otros que van entre apófisis transversas y espinosas.
Estos , al igual que los de la cara anterior realizan acciones de rotación y flexión lateral de la columna (antirotación y antiflexión lateral) además de extensión lumbar, o mejor denominados, controladores de la flexión. Hay un gran músculo superficial que también provoca anteversión de la pelvis, es decir, acentúa la curva lumbar, que es el gran Dorsal Ancho (otro controlador de la flexión).

Siguiendo en la pared posterior encontramos el Cuadrado Lumbar, pero su función se limita a controlar la flexión lateral.
Un gran músculo, de los más importantes de nuestro cuerpo, el Psoas Ilíaco colabora en esa flexión lateral e incluso genera también rotación, ambas acciones con poca mecánica pero sí que es un potente flexor de cadera y debe convertirse en un gran estabilizador de la columna lumbar (suele haber una debilidad importante en personas con dolor lumbar).
El Psoas es uno de los dos músculos que atraviesan nuestro cuerpo de atrás a delante y viceversa. El segundo es el Diafragma torácico (pared superior del CORE).
Estos dos músculos se ven afectados a nivel emocional. Estados de depresión, estrés o ansiedad, suelen generar la hipertonía de ambos con las consecuencias negativas que ello conlleva: actitud cifótica (joroba a nivel dorsal), cabeza adelantada, caderas en flexión… lo que aumenta bastante la probabilidad de lesión.

En el caso del Diafragma, al ser el principal músculo respiratorio, una tensión excesiva produce una entrada menor de aire a los pulmones y una respiración más corta y acelerada.

Hemos nombrados los músculos que cierran la pared anterior, posterior y superior, nos falta la zona inferior.
Aquí encontramos la musculatura del Suelo Pélvico o Periné. Su función principal es la de sostén de las vísceras pelvianas y control de esfínteres. El suelo pélvico debe funcionar en coactivación con la faja abdominal y estos a su vez, con el Diafragma. Cuando esta sincronización se pierde y la musculatura abdominal y perineal se debilita, provoca una incorrecta gestión de los aumentos de presión que genera el Diafragma hacia la cavidad abdominal y perineal, en cualquier ejercicio, ya sea correr, una sentadilla o una tos. Agravando la debilidad de esta musculatura y aumentando la posibilidad de lesión tanto a nivel discal, como umbilical o perineal (un ejemplo sería la incontinencia urinaria).

El último músculo que incluyo a nivel inferior en este grupo llamado CORE es el Glúteo. Aunque realmente son 3 pares de músculos (menor, medio y mayor). Su función es esencial a la hora de mantener la bipedestación, del control unipodal y de la estabilidad lumbo-pélvica.

La gran mayoría de músculos nombrados comparten una característica, a excepción de los más superficiales y potentes como Dorsal y Glúteo, y es que tienen un alto porcentaje de fibras lentas. Esto les imprime unas características tales como que no generan mucha fuerza en comparación con las fibras rápidas , pero sí son muy resistentes a la fatiga.
Ambas características hacen que nos quede más claro que su función principal es la de ayudar a generar un bloque estable en la colu na vertebral y su entrenamiento y fortalecimiento va a ser distinto a por ejemplo un cuádriceps. Es decir, eso de realizar los típicos crunch 200, 500 o 1000 veces no le gusta a tu columna. Además con este tipo de movimiento siempre vamos a trabajar más a nivel superficial y no a nivel profundo, que es lo que necesitamos para tener una columna fuerte y estable.

En T-Center sabemos la importancia de la salud de tu columna vertebral y por eso intentamos buscar los mejores estímulos para ti, desde el trabajo de anti-rotación, flexión o inclinación lateral, hasta Hypopressive RSF.

Si quieres a tu columna y amas tu salud, confía en profesionales formados que te ayuden a mejorar tu condición física de forma segura y no te dejes engañar por machaca personas. Como has visto, una "tableta de chocolate" no es igual a tener un buen CORE.

Alejandro Moreno

Personal Trainer en T-Center